evaluación

Para aprobar un examen se precisa de un 40% de estudio, otro 40% de suerte, y un 20% de sentido común. Al último requisito le llamo sentido común a falta de un término mejor, si alguien lo tuviese, que me lo alcance. En realidad ese nombre se lo debo a un profesor de la secundaria, que manejaba una cátedra comunicacional de dudoso peso académico. “Comunicación y cultura” se llamaba la materia, Juan José Navarro era el encargado de dictarla (saludos si llega a ver esto alguna vez). El docente afirmaba que era esa una materia que se aprobaba con sentido común, aunque en realidad se necesitaba una mezcla de mínima inteligencia, algo de cultura general, una redacción decente, y buena creatividad. (Era hermoso rendir exámenes de comunicación y cultura… me sentía en mi territorio, escribiendo sandeces mientras la mayoría de mis compañeros arremetían contra el profesor argumentando que preguntaba cosas que no había enseñado nunca. Bello) 

Hoy tuve el SC de mi lado, algo menos del habitual 20% de estudio (un 15%…) y la suerte aportó otro escaso 15%.

Rendí mal, otra vez. No puedo esperar rendir de buena forma cuando lo que se evalúa es contrario a todo mi pensamiento. No me volveré un cultor del esfuerzo, por mucho que me presionen no lo haré nunca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s